The Southern Cross
 

RESOURCES

 
 
 
 
 
 
 
 
 

El gobierno da un paso adelante para migrantes

Por Aída Bustos

Por meses, la red de organizaciones apoyando a familias de migrantes solicitando asilo han suplicado que el gobierno haga más para ellas, particularmente proveer un lugar temporal para albergarlos.

El sector público comenzó a tomar pasos firmes en esa dirección en enero.

El gobernador Gavin Newsom solicitó que $5 millones fueran re-distribuidos del presupuesto estatal actual para responder a emergencias de inmigración, como la de familias liberadas por las autoridades en la frontera. Los funcionarios estatales están analizando cómo se van a gastar estos fondos. Además, el gobernador propuso que el presupuesto del estado que comienza en julio incluya $20 millones para cumplir con esa necesidad.

En su discurso inaugural el 7 de enero, Newsom habló de su visita a San Diego el pasado noviembre cuando pudo ver de primera mano el apoyo brindado a los inmigrantes por la red, que incluye Caridades Católicas.

“Conocí a voluntarios en el albergue proveyendo ayuda a inmigrantes desesperados que otra gente había tratado como animales, como una niña de 3 años, un año más que mi hijo menor, que me impactó”, dijo el gobernador. 

En el Condado de San Diego, la Junta de Supervisores aprobó recomendaciones de los Supervisores Greg Cox y Nathan Fletcher para responder al problema. Esto incluye identificar propiedades vacías que podrían ser utilizadas para un albergue temporal para las familias, buscar fondos para continuar a proveer chequeos de salud básicos; y establecer un grupo de trabajo que desarrolle soluciones de corto y medio plazo para responder a este flujo.

Y al nivel municipal, la Ciudad de San Diego propuso utilizar un antiguo centro de detención para jóvenes en Alpine como un posible albergue para los migrantes.

Desde diciembre, la Diócesis de San Diego hospeda el actual albergue en una de sus propiedades y permitirá que continúe ahí hasta mediados de febrero. Para esa fecha, se espera que el sector público ya tendrá otro lugar listo para servir como albergue.

Desde mediados de enero, la red de apoyo ha apoyado alrededor de 4,500 inmigrantes de Centroamérica. Las autoridades de inmigración de Estados Unidos comenzaron a liberarlos a finales de octubre en San Diego. Estas familias, en su mayoría mujeres con niños pequeños, estaban huyendo violencia extrema y pobreza.

Prácticamente todos tenían familiares o amigos a lo largo del país que los podían recibir, pero no tenían ninguna forma de contactarlos o llegar con ellos. La Red de Respuesta Rápida, el nombre formal de la coalición, les proveyó comida y agua, ropa para invierno, cuidado médico básico, una cama y coordinó su viaje.

Un total de 18 trabajadores de Caridades Católicas, de oficinas locales y de alrededor del país, habían trabajado en el albergue desde que abrió sus puertas, coordinando el transporte de las familias por autobús y avión.

En algunos casos, la organización costeó el viaje cuando las familias recibiendo a los inmigrantes no podían pagarlo. Además, había proporcionado alrededor de $5,000 en efectivo para que las familias llevaran un poco de dinero en sus viajes largos por autobús. Su personal también transportó a las familias a la estación de autobús y el aeropuerto.

“Caridades Católicas continúa apoyando a estas familias solicitando asilo”, dijo Vino Pajanor, el director ejecutivo de la organización en San Diego. “Estamos cumpliendo con nuestra misión enfocada en Cristo, que nos insta a darle la bienvenida al prójimo. Invitamos a todos nuestros hermanos y hermanas que hagan esto, aun cuando no se sienten cómodos haciéndolo.

The Southern Cross

The Southern Cross - Facebook Page The Southern Cross - Twitter Page The Southern Cross - RSS Feed