The Southern Cross
 

RESOURCES

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Nuestras acciones comunican nuestro mensaje de mejor forma

Father David MercerPor el Padre Bernardo Lara

 Unos días previos a la canonización de la Madre Teresa de Calcuta, estaba hablando con otro amigo sacerdote precisamente sobre este acontecimiento que estábamos por vivir. Dentro de la conversación tocamos varios temas, aunque siempre en relación a la Madre Teresa. Hablamos de su vida, de su espiritualidad, de algunas anécdotas que nuestro Obispo emérito, Robert Brom, me había contado tras convivir muy de cerca con ella y así.

En algún punto terminamos cambiando la conversación a San Juan Pablo II y su relación con la Madre Teresa de Calcuta. Fue ahí que mi amigo me dijo una frase muy interesante y que yo no había escuchado antes y es que dice que, “los santos a veces vienen de dos en dos”.

Al pedirle que me explicara más, me ilustró contándome como Jesús mandó de dos en dos a sus apóstoles a evangelizar. Además mencionó la relación entre San Pedro y San Pablo; San Francisco y Santa Clara; San Benito y Santa Escolástica; San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Ávila y desde luego María y José, entre otros.

En el 2014 fuimos testigos de la canonización de Juan Pablo II y ahora, dos años después, vivimos la canonización de alguien que fue muy allegada a él y con quien trabajó muy de cerca: La Madre Teresa de Calculta.

Con esto podemos ser testigos de que la santidad es posible y es un modo de vivir que sigue actual; no es nada más algo reservado para los que vivieron en la época medieval o que llevaron túnicas de vestimentas en vez de jeans. La santidad sigue vigente, el llamado sigue sonando y más aun, creo yo, es la única voz que va a expresar nuestro mensaje.

Me explico: el día de hoy, las mentes ya no se dejan llevar por la razón y el pensamiento. En el siglo XVIII, René Descartes enfatizó la importancia de pensar, con su famosa máxima: “Pienso, por lo tanto existo”.

Ahora ya no le damos importancia al pensamiento y para muestra un botón: veamos cualquier anuncio publicitario. Puedes escoger cualquier comercial en la televisión y casi ninguno, si no es que ninguno, te dice el “por qué” su producto es bueno.

Nadie te trata de convencer demostrándote que su producto es el mejor. Simplemente hacen una apelación a los sentimientos: muestran gente “cool” al beber cierto tipo de refresco, hacen que se te antoje al chocar los hielos, te muestran muchachas en bikini para que compres cierta cerveza o si es un comercial de alguna tienda te dicen que ponen las “mejores cosas a los precios más bajos”.

Pero nadie se preocupa por convencerte por medio de la razón.

Entonces, si la gente no quiere usar el pensamiento, ¿qué es lo que nos queda para comunicar nuestro mensaje? Nuestras acciones.

Nuestras acciones que reflejan la santidad y un muy buen ejemplo de esto lo encontramos, precisamente, en Santa Teresa de Calcuta. A pesar de que fue muy inteligente, la gente la recuerda más por sus obras de caridad, su sair (el hábito que usaba de vestimenta), su delicadez al moverse, etcétera.

El hombre contemporáneo no será convencido a menos de que vea en acción la fe de la gente. Somos como Santo Tomás, el apóstol: “hasta que no meta mis dedos en los agujeros de sus manos, no creeré”.

La santidad es el único modo en el que la gente entenderá nuestro mensaje en este mundo moderno. Un argumento que demos puede ser contra-atacado con otro argumento, un intento de persuasión puede ser ignorado; pero nadie se puede resistir a un “estaré rezando por ti y tu familia” o a un “gracias. Que tengas un buen día y que Dios te bendiga”.

Es momento de demostrar lo que creemos, pues bien lo dijo la misma Madre Teresa- oh perdón, corrijo, bien lo dijo Santa Teresa de Calcuta: “Derrama amor donde quiera que vayas; ante todo, en tu propia casa. No dejes que nadie se acerque a ti sin que se despida sintiéndose mejor y más feliz. Sé la expresión viviente de la bondad de Dios; bondad en tu rostro; bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa, bondad en tu cálido saludo.”

El padre Bernardo Lara es pastor asociado de la parroquia Corpus Cristi de Chula Vista.

Next Opinion

The Southern Cross - Facebook Page The Southern Cross - Twitter Page The Southern Cross - RSS Feed